¿Cómo hacer la lectura del contador de la luz?

  • Lectura del contador de la luz

¿Sabes cómo llevar a cabo la lectura del contador de la luz? ¿Necesitas enviar los datos por algún motivo en especial y no hay manera de interpretar con precisión los datos que señala? No te preocupes. Hoy vamos a intentar enseñarte a leer el contador, sea mecánico o digital. Verás lo fácil que resulta.

¿Cómo hacer la lectura del contador de la luz?

Los contadores de la luz son los aparatos que se colocan cerca de la puerta de entrada y salida a un inmueble, normalmente. No son aparatos con diseño, de hecho, suelen ser bastante desagradables a la vista y, por esta sencilla razón, algunos propietarios deciden esconderlo tras cortinas o muebles con una estética más sinuosa a la vista. Así que, mantente atento si acabas de alquilar un inmueble o local.

Pueden caracterizarse por contener dos tipos diferentes de tecnología: Contadores digitales o mecánicos. La digital, que es la tecnología más utilizada actualmente y por la que se está sustituyendo la instalación existente hasta ahora, o la mecánica, que es el contador de toda la vida, aquel que cuenta con una rueda giratoria, el más conocido por todos. Los primeros se diferencian a los segundos en el hecho de que envían su información a la centralita de la distribuidora que sea de manera automática y sin que tenga que pasar ningún técnico a revisar el contador. Esto, al final, sale más barato para todos y, de hecho, es una de las razones por las que se están modificando los contadores. Las distribuidoras tienen hasta el año 2018 para sustituir todos los contadores mecánicos por los digitales, así que hay que recordar tener el cuenta el registro del contador mecánico antes de proceder al cambio.

Por lo tanto, a la hora de leer el contador, ten en cuenta si es mecánico o digital. Si es mecánico, mira si en el visor hay cinco dígitos o si, por el contrario, hay cinco relojes, cuyas agujas pequeñas habrás de comprobar y apuntar para saber los cinco dígitos que pertenecen a tu lectura. Si el caso es que la aguja está próxima a un número, lo mejor es contar con el más alto.
Si tiene la suerte de poseer un contador digital, todo resultará más rápido y sencillo, ya que la pantalla le mostrará siempre los cinco dígitos de su lectura y, además, datos relativos al consumo.

Para saber los kWh de consumo, por lo tanto, deberá tomar nota de los cinco dígitos durante dos meses, como mínimo, y restarlo a la lectura del mes anterior. Es posible que la tarifa que disfrute sea de tipo «Discriminación Horaria», así que tenga en cuenta que este tipo de lecturas funcionan por periodos.

By | 2017-03-30T17:55:03+00:00 junio 17th, 2014|Notícias|1 Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies