Cómo elegir un buen material para aislar

  • Como elegir un buen material para aislar

Un buen aislamiento es fundamental en una vivienda. No solo evitan que entre el frío y el ruido de la calle, sino que además permiten ahorrar de forma considerable en el consumo energético. Al evitar que salga el calor, el aislamiento hace que se necesite mucho menos calefacción para conseguir la misma temperatura en la vivienda. La consecuencia directa es que el sistema energético gana en eficiencia, ya que consigue muchos mejores resultados con un gasto mucho menor. Por ello, en las revisiones para obtener el certificado de eficiencia energética, uno de los aspectos que más se tienen en cuenta es los sistemas de aislamiento con que cuenta la vivienda. Cuantos más haya y de más calidad sean, mejores resultados obtendrá el edificio en su calificación. En muchas ocasiones, las obras para instalar materiales aislantes no son muy complicadas ni tienen un precio elevado, por lo que la inversión suele merecer la pena. Aquí respondemos a algunas de las preguntas más frecuentas a las que se enfrentan los propietarios cuando quieren realizar este tipo de mejoras en sus viviendas.

¿Cómo elegir el mejor material?

La elección del material aislante más adecuado para nuestra vivienda depende de distintos factores, por lo que no siempre los más caros o los que tienen una tecnología más compleja son los mejores. De hecho, a veces sucede lo contrario, y basta con algo tan sencillo como el corcho o la fibra de madera. Lo primero que debemos tener en cuenta es el clima del lugar donde está la vivienda y la orientación de la misma. Algunos materiales son muy buenos para climas fríos, pero no funcionan bien con temperaturas altas. Otra de las cosas que debemos tener en cuenta son los aspectos relacionados con el coste, la facilidad de la instalación y la durabilidad. Puede ser mejor utilizar un material algo más caro pero que nos garantice que va a durar mucho más tiempo. Por último, también hay que contar con el impacto ambiental y los posibles efectos tóxicos que pueden tener algunos materiales. En estos casos, es mejor optar por otros que sean más respetuosos tanto con el medio como con los habitantes de la casa.

¿Qué tipo de materiales existen?

Existen muchos tipos de materiales diferentes, aunque los más comunes son los polímeros sintéticos, las lanas minerales y los materiales vegetales naturales, como la fibra de coco, el corcho, el corcho, la celulosa o el algodón. En ocasiones también se utiliza fibra de origen animal, principalmente lana, pero es menos frecuente. Por otro lado, en construcciones más antiguas también se puede encontrar otro tipo de materiales que ya no se utilizan, como las virutas de madera, el serrín o incluso las mazorcas de maíz.

¿Cómo se colocan?

Los materiales aislantes se pueden colocar principalmente de dos maneras: integrados en la estructura del edificio o posteriormente. En el primer caso, se colocan a la vez que se construyen los tabiques y los muros, por lo que su sustitución es mucho más compleja. En el segundo, son mucho más baratos y sencillos de colocar, y se puede hacer en cualquier momento.

¿Qué son los materiales de bioconstrucción?

La bioconstrucción es una forma de edificación en la que se utilizan materiales de bajo impacto ambiental e integrados en el entorno. En el caso de los aislamientos, se prescinde de los polímeros sintéticos, que son bastante contaminantes, y se opta por los minerales y las fibras vegetales como el cáñamo, la celulosa, el lino o el corcho. Aunque nuestra casa no se haya construido siguiendo estos criterios, podemos utilizar materiales de bioconstrucción para los aislamientos posteriores. De hecho, tienen varias ventajas, como un precio bastante económico y una fácil colocación.

¿Es cierto que algunos materiales pueden resultar cancerígenos?

Algunas investigaciones relacionan la presencia de ciertos materiales usados en aislamientos con el cáncer. Estos materiales se utilizaban sobre todo en los aislamientos del interior de techos y paredes, pero se volvían peligrosos cuando quedaban al descubierto por el polvo que desprendían. Hoy ya no se utilizan, pero si aun así nos confiamos en los aislamientos sintéticos, siempre podemos optar por otros de origen natural, como las fibras vegetales.

By | 2017-04-04T13:50:19+00:00 marzo 4th, 2014|Notícias|3 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies